23 de septiembre, 2019 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

Cuando nos encontramos ante una la necesidad y no sabemos qué modelo de cama adquirir, Gerialine Solutions, uno de los principales fabricantes nacionales de sistemas para el descanso asistencial, puede ayudar en la elección.

Cuando bien por un problema de salud o por nuestra edad necesitamos estar muchas horas encamados, debemos procurar que este tiempo sea lo más placentero posible; no solo para nosotros sino para nuestros familiares y cuidadores. La cama articulada nos permite adaptar el lecho para conseguir la máxima confortabilidad. También en el caso de llevar carro elevador podemos posicionar el plano de la cama a una altura ergonómica que permita al cuidador atendernos sin ningún tipo de problema, evitando posibles lesiones que pudiera producirse en caso de una atención a nivel de altura de una cama estándar.

Es evidente que la cama articulada eleva la calidad de vida de las personas dependientes. Las articulaciones electrónicas permiten, sin ayuda de nadie y con un simple mando, gobernar todas las funciones de la cama. El mando puede llevar bloqueo de funciones para evitar el uso indebido de algunos movimientos. Cabe indicar que los sistemas electrónicos de la cama funcionan a baja tensión y son totalmente seguros.

Para seleccionar las mejores camas, nada mejor que acudir a una empresa experta como Gerialine Solutions, que diseña, fabrica y distribuye sistemas de descanso y accesorios para el mercado asistencial. Dentro del apartado de camas geriatricas, cuenta en su catálogo con varias series y gamas, dependiendo de las necesidades del cliente.

Por un lado, Gerialine tiene la Serie COMODITY, que son los modelos de cama básicos, dotados de patas regulables y con cuentas con dos series, según la calidad: VITA y GERIA. Ésta última abarca todas las medidas e incluso somieres gemelos.

Por otro lado, esta empresa fabrica la Serie ELEVACIÓN, que son camas dotadas de elevación eléctrica con uno o dos motores. Dentro de esta serie podemos distinguir las gamas por su sistema mecánico y las funciones y requerimientos que cada uno de ellos aporta. Así encontramos los modelos con mecanismo tradicional de tijera (VITALIFT y GERIALIFT) que tienen la posibilidad del frenado centralizado; los modelos con sistemas de dobles bielas (CARELIFT y CARETREND), que aportan una extraordinaria rigidez, soportan mayor peso de paciente soportado y los movimientos Trend/Antitrend (en el modelo TREND); y las camas con mecanismos de columnas (serie ECOFIT), donde el espacio inferior queda totalmente libre y se aprecia la calidez de los cabeceros y barandillas de madera en acabado haya.

Mención aparte merece la Serie ELEVACION ESPECIAL, destinada a usuarios con Alzheimer y que requieren que la altura de la cama sea la más baja posible; en esta línea Gerialine tiene los productos FONDO (con una altura mínima de 7 cm), ECOFIT LOW (con una altura de 22 cm) un kit con barandillas de madera, y el modelo de alta gama GERIALOW (con 24 cm de altura). Éste último modelo está dotado también de frenado simultaneo, regresión lumbar, memorias y diversos modelos de barandillas y cabeceros.

Para finalizar, Gerialine dispone del modelo especial GERIA 300, con anchuras de 120 y 140 cm, destinado al descanso de 2 personas o para usuarios de hasta 300 kg de peso. Dotado de 5 motores, barandillas deslizables de aluminio y cabeceros de madera de haya. Todos estos productos están destinados al sector asistencial (residencial o domiciliario), disponen de una amplia gama de accesorios (lechos fenólicos, cabeceros, barandillas, incorporador, portasueros, etc.) y cuentan con el respaldo y calidad que la marca Gerialine aporta en su ya dilatada experiencia.

Recomendaciones para elegir una cama geriátrica

Dentro de la gama de productos de Gerialine podrá encontrar aquel sistema que mejor se adapte a sus circunstancias. Debemos escoger aquella cama que se adapte a nuestras necesidades, dejándonos aconsejar por profesionales. Hemos de tener en cuenta dónde va a estar ubicada, el peso del paciente, la movilidad necesaria, el grado de dependencia, etc. Todo esto debe ayudarnos a seleccionar el tipo de cama, la cantidad y características de movimientos, el material del lecho, el tipo de frenado, la altura mínima, si necesitaremos barandillas, etc. También debemos tener en cuenta si la cama es accesible con silla de ruedas o grúa. Además, no podemos olvidarnos de la selección del colchón: material del núcleo, altura, tipo de funda, etc.

Gerialine afirma que no son recomendables las camas de 5 planos por los problemas que la articulación cervical puede generar. Siempre que sea posible, deben escogerse sistemas con elevación. El mecanismo puede ser de tijera, bielas, columnas, etc. cada uno de los cuales tiene sus ventajas e inconvenientes. La elevación, a su vez, puede ser simplemente un movimiento vertical, manteniendo plano el lecho, o permitir una inclinación del lecho (Trend/Antitrendelemburg). Desde este punto podemos tener posiciones programadas, memorias, etc. Otros aspectos interesantes son los sistemas de frenado individuales o simultáneos, los distintos tipos de barandillas: abatibles continuas deslizables, partidas, etc., pero lo mejor que puede hacer es dejarse aconsejar por los expertos de Gerialine. Sus productos gozan de reconocido prestigio y ofrecen confianza, calidad y servicio. No duden en consultar con ellos.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus