Empresas Premium

28 de abril, 2021 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

AITEX ha llevado a cabo el proyecto BIENESMART 2, cuyo objetivo principal ha sido el desarrollo de soluciones textiles que monitoricen constantes vitales y parámetros fisiológicos mediante la integración de sensores en prendas textiles de uso cotidiano para la mejora del bienestar y la salud de las personas.

Actualmente, según un informe realizado en 2020 por WIN (Worldwide Independent Network Of Market Research) el aspecto que se considera más importante en el día a día a nivel mundial, después de la familia es la vida sana con un 46% que engloba aspectos como la dieta y el ejercicio1. Concretamente en España el 79% de la población se considera saludable según un estudio realizado por DYM – Market Research2. Por lo que se puede observar una tendencia de la sociedad a mantener una vida sana.

Bien es sabido que la tecnología está en constante evolución, y en el ámbito de la salud y el bienestar de las personas, está permitiendo que surjan nuevos servicios sanitarios que permiten mejorar la calidad de la vida de los usuarios.

Teniendo en cuenta que hay una clara tendencia de la sociedad hacia lo saludable, resulta más que interesante poder obtener información instantánea sobre la salud y las condiciones físicas de los usuarios. De este modo, gracias a los wearables y las nuevas tecnologías los usuarios serán capaces de consultar esta información, hecho que les permitirá modificar sus hábitos o acudir a especialistas que les ayuden a prevenir enfermedades.

La utilización de las nuevas tecnologías para la salud y el bienestar aportan ventajas a la sociedad como:

  • El incremento del diagnóstico precoz.
  • El aumento de la prevención de las enfermedades respecto al tratamiento de estas.
  • La reducción de costes sanitarios.
  • La detección de enfermedades de forma más rápida y sencilla gracias al control y el análisis de los datos obtenidos a lo largo de los años.

Por lo tanto, gracias a los avances tecnológicos, es posible utilizar textiles inteligentes y dispositivos wearables para llevar a cabo una monitorización remota y continua. La mayoría de la población vive preocupada por la salud, por lo que trabajar determinados aspectos relacionados con el comportamiento y las condiciones físicas de los usuarios es clave para mejorar su bienestar. Para ello, es necesario establecer un control objetivo, sencillo y accesible, sobre diferentes parcelas del comportamiento humano.

En este sentido, AITEX ha llevado a cabo el proyecto BIENESMART 2, cuyo objetivo principal ha sido el desarrollo de soluciones textiles que monitoricen constantes vitales y parámetros fisiológicos mediante la integración de sensores en prendas textiles de uso cotidiano para la mejora del bienestar y la salud de las personas.

Desarrollo y resultados obtenidos

Durante el desarrollo del proyecto, se ha realizado un estudio del estado del arte acerca de dispositivos y sensores capaces de medir diferentes tipos de parámetros. Por una parte, se han analizado dispositivos como pulseras, brazaletes, bandas, etc., capaces de medir el ritmo respiratorio, ECG, ritmo cardiaco, saturación de oxígeno y temperatura, y por otra, sensores capaces de medir la actividad eléctrica del músculo, así como biosensores que permiten medir parámetros biológicos, como por ejemplo sangre, sudor u orina.

El proyecto BIENESMART ha tenido varias líneas de investigación relacionadas con la monitorización de personas mediante textiles inteligentes. A continuación, se indican los principales resultados obtenidos para cada línea de trabajo.

Textiles inteligentes para la monitorización de parámetros fisiológicos

Un textil inteligente es un textil con capacidad de reaccionar con el medio que le rodea o de medir cualquier tipo de constante vital, parámetro fisiológico o ambiental. Durante la evolución de este proyecto, se han desarrollado diversos prototipos capaces de medir parámetros fisiológicos. Una de las investigaciones realizadas se ha centrado en la mejora de la recepción de la señal emitida por los electrodos, para lo que se han desarrollado electrodos con relieve que eliminan el ruido y optimizan la medición de los parámetros fisiológicos.

En esta línea de trabajo, se han diseñado y fabricado varios sistemas de integración y fijación que han permitido la conexión del tejido con la electrónica de control, de una forma sencilla, discreta y con dimensiones reducidas.

Textiles inteligentes para la medición de la actividad eléctrica

La electromiografía (EMG) es una prueba diagnóstica que permite evaluar la salud de los músculos y de las neuronas que los controlan mediante el análisis de la actividad eléctrica que se produce al contraer o entrar en reposo los músculos, mediante el uso de electrodos. Durante el proyecto se han desarrollado prototipos capaces de medir las señales eléctricas de los músculos cuádriceps, isquiotibiales, radial y bíceps entre otros. De esta forma es posible captar la actividad del músculo y diagnosticar o descartar afecciones que afecten a los nervios y/o músculos o, dicho de otro modo, permite saber si los músculos responden correctamente.

Medición de parámetros biológicos mediante electrodos serigrafiados

Un biosensor es un dispositivo analítico compacto que contiene un elemento de detección biológico acoplado a un transductor fisicoquímico que convierte la señal biológica en una señal electrónica, siendo capaz de capturar información de la sangre, sudor, orina, etc.

En esta línea se han desarrollado electrodos serigrafiados sobre sustrato flexible capaces de recoger información del sudor de una persona mediante tecnología inkjet utilizando tintas de plata, aluminio, carbono y titanio entre otras que han permitido reconocer la señal generada por el sudor.

A la sociedad le preocupa la salud y, a día de hoy es posible utilizar la tecnología para recoger datos de los usuarios que ayuden a tomar decisiones para mejorar el bienestar. Las prendas textiles desarrolladas con sensores integrados simplifican la toma de datos actual de ciertas variables, ya que con estos productos es posible monitorizar constantes y actividades físicas de forma totalmente transparente y cómoda para el usuario. Los prototipos textiles desarrollados en el proyecto se han sometido a ensayos de laboratorio y a tests de usuario para validar el correcto funcionamiento de cada uno de ellos. Además, toda la información recogida por los sensores es enviada a una APP de control donde se gestiona la información y se muestra al usuario.

Estas prendas textiles están pensadas para la mejora de la salud y el bienestar de las personas, pero cuentan con otros campos de aplicación como pueden ser el deporte para prevención de lesiones, mejora del rendimiento, y control de los esfuerzos. También para el entorno laboral donde se puede monitorizar el estrés, controlar la ergonomía, y monitorizar al trabajador.

Agradecimientos

El proyecto “BIENESMART 2 - I+D de textiles inteligentes que permitan monitorizar parámetros fisiológicos para la mejora del bienestar de las persona”, cuenta con el apoyo de la Conselleria d’Economia Sostenible, Sectors Productius, Comerç i Treball de la Generalitat Valenciana a través del IVACE. (Expediente IMAMCI/2020/1).

Más información en este enlace.


Notas:
1 Worldwide Independent Network Of Market Research (WIN 2020) https://ssrs.com/wp-content/uploads/2020/06/WIN-WWS-2020-Generations-Final-Report.pdf
2 DYM – Market Research. https://institutodym.es/es/salud-y-estilo-de-vida/

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus