Empresas Premium

26 de octubre, 2015 Actualidad comentarios
< Volver

Los organizadores del XXXIII Seminario de Ingeniería Hospitalaria, celebrado en Granada del 14 al 16 de Octubre de 2015 y tras el desarrollo, con sus respectivas ponencias y comunicaciones, consideran que el objetivo que se habían marcado se ha cumplido, la magnífica asistencia, alrededor de 1.200 personas y la intensa actividad por parte de empresas y profesionales ha contribuido a que el éxito alcanzado sea una realidad.

Así mismo esta edición del congreso se proyectó bajo el lema ´Energía y hospital´, como una responsabilidad con los principios fundamentales: El servicio a los demás, el ahorro económico y energético, y la eficacia.

Para ello, se proponían seis líneas de trabajo, como eran:

  • La sostenibilidad energética de la actividad sanitaria,
  • Conceptos básicos para optimizar y adecuar la demanda energética,
  • Uso de las energías renovables y residuales,
  • Eficiencia y ahorro,
  • Diseño de infraestructuras sanitarias de consumo energético casi nulo,
  • Las auditorías, los sistemas de gestión y la contratación administrativa de los suministros energéticos asociados a la actividad asistencial.

Las cuales nos han servido para compartir y debatir experiencias y propuestas, que han dejado más claro cuál debe ser el futuro del sector hospitalario, tales como:

Una falta de gestión produce despilfarro de los recursos, y dado que los hospitales son muy caros de mantener dentro de la estructura social, es en ellos donde se agiganta el valor de una gestión eficaz, para lo que es necesario implementar sistemas de gestión energética, que nos manifiesten oportunidades de mejora.

Estamos en un mundo conectado y en creciente cambio tecnológico (Internet, Smartphones, sistemas de control centralizado, etc.) que debemos aprovechar para conseguir esa Gestión Eficaz y un equilibrio entre eficiencia y el confort de los pacientes (nuestro objetivo último).

En la construcción y reformas de los hospitales, debemos incorporar protocolos de verificación y medición, así como sistemas de gestión autoconsistente y control de las instalaciones para ser más eficientes.

Así mismo, existe un impacto, a veces no considerado en su valor real, de las envolventes y al que normativamente se avanza con los edificios de consumo casi nulo, siendo la reducción en la demanda térmica del mismo, el área con mayor posibilidad de ahorro con medidas que van, desde revestimientos y protecciones ante la radiación solar, al empleo de vegetación.

La eficiencia, presente a lo largo del congreso, se ha abordado desde diversos puntos de vista y en sus diferentes etapas del proceso:

  • Desde el suministro de energías Primarias
  • Su transformación o producción
  • Hasta su uso, en los edificios o por los consumidores y usuarios finales

Así, en cuanto a la autoproducción de energía, se ha hecho hincapié, en la necesidad de aumentar la eficiencia mediante el aprovechamiento térmico en la producción eléctrica, alcanzando rendimientos superiores al 80% en la trigeneración.

Otra realidad es la implantación y desarrollo de la biomasa, que no sólo es eficiente y sostenible en cuanto a emisiones, si no que juega un papel esencial en la valorización de un sector forestal sostenible.

Además, en el entorno sanitario toma un valor relevante el significativo impacto de la ventilación, por lo que medidas como los recuperadores de calor, son casi obligados, así como la geotermia de agua y de aire.

Y como no, el factor humano, que es tanto el destinatario final de la energía como quién la gestiona, sin el, nada es posible, y cuya implicación y concienciación son fundamentales para el éxito.

Se ha puesto en valor la experiencia de la Agencia Andaluza de la Energía, en lo referente a los contratos centralizados para un gran volumen de edificios, cuyos beneficios redundan en un ahorro económico y energético, inversiones en instalaciones, inventario de todos los suministros en baja y alta tensión, etc.

En cuanto a las Auditorias, la normativa comunitaria sobre planificación energética, se plasma en la ISO 50.001 que regula la dirección y gestión de su ejecución, requisitos y fines. Estas auditorías sirven para detectar, conforme a la 50.001, aquellas operaciones necesarias para una gestión de la energía más adecuada y eficiente

En conclusión, la mejora en el desempeño energético en nuestros edificio es el camino en el que todos nos encontramos, un camino reglamentado mediante el Código Técnico de la Edificación, del que resultarán los edificios de consumo energético casi nulo: ajustando consumos, con una gestión eficiente y mediante el uso de energías renovables.

Para poder ver este Vídeo ha de habilitar las Cookies de Marketing, puede hacerlo desde la Configuración en la página de Politíca de Cookies

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas o videos vistos). Puedes obtener más información y configurar sus preferencias.

Configurar cookies

Por favor, activa las que quieras aceptar y desactiva de las siguientes las que quieras rechazar. Puedes activar/desactivar todas a la vez clicando en Aceptar/Rechazar todas las cookies.

Aceptar/rechazar todas
Cookies Analíticas

Cookies que guardan información no personal para registrar información estadística sobre las visitas realizadas a la web.

Cookies de Marketing

Cookies necesarias para determinadas acciones de marketing, incluyendo visualización de vídeos provenientes de plataformas como Youtube, Vimeo, etc. y publicidad de terceros.

Cookies de Redes Sociales

Cookies relacionadas con mostrar información provenientes de redes sociales o para compartir contenidos de la web en redes sociales.