31 de enero, 2024 Actualidad comentarios
< Volver

Un diagnóstico temprano y personalizado es clave para reducir el riesgo de desarrollar patologías oculares en la vejez. El Instituto Oftalmológico Fernández-Vega (IOFV) es pionero en plantear un cambio de paradigma en salud ocular, abordando un enfoque proactivo y personalizado en el cuidado dentro del envejecimiento saludable.

El 23,24% de las personas mayores de 65 años en el país presenta algún tipo de deficiencia visual y hasta el momento se ha hecho hincapié en campañas de prevención en aspectos como la salud cardiovascular o el cáncer, mientras que la salud visual ha quedado relegada a un segundo plano y ha sido afrontada de manera reactiva.

El Instituto Oftalmológico Fernández-Vega (IOFV) es pionero en abordar el cuidado de la salud ocular en el marco del envejecimiento saludable. Así se ha planteado en el encuentro informativo ‘Un futuro por ver’, organizado por la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) y el IOFV, donde se llevó a cabo una conversación sin precedentes en el ámbito de la prevención de patologías oculares y el envejecimiento saludable.

La generación Boomer y X constituye el mayor grupo poblacional de España y estas personas están empezando a presentar o ya padecen de ciertas complicaciones de salud propias de la edad como la hipertensión, la osteoporosis, algunas enfermedades cardiacas, pérdida de audición, visión y movilidad. De hecho, el envejecimiento de la población ha provocado un aumento de la prevalencia de patologías oculares como las cataratas, que alcanza entre un 40% y más del 60% de la población a partir de los 70 años.

“La esperanza de vida está aumentando y se estima que este porcentaje se vea incrementado en los próximos años. Por lo tanto, es necesario iniciar desde ya a plantear la importancia de la prevención dentro del marco de envejecimiento saludable, que abarca desde los hábitos en el estilo de vida y alimentación hasta las visitas periódicas al oftalmólogo para identificar y tratar a tiempo en caso de desarrollar patologías”, explica el Dr. Luis Fernández-Vega Cueto-Felgueroso, oftalmólogo especialista del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega.

Abordaje proactivo y personalizado del envejecimiento ocular

No se puede establecer una única causa que explique el envejecimiento ocular. La edad de inicio, la velocidad de la progresión y el nivel de disminución de la visión varían de acuerdo al perfil genético y la influencia del entorno de cada persona, y estos factores provocan cambios complejos que sufren los ojos a lo largo de los años. Como consecuencia de estos cambios, pueden aparecer enfermedades, que entre las más comunes se encuentran: las cataratas, el glaucoma, la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) y la presbicia.

Es muy probable padecer de alguna enfermedad ocular a lo largo de la vida, por ello, la prevención desde edades tempranas es un método eficaz para identificar las patologías a tiempo. Muchas de ellas evolucionan sin presentar síntomas y pueden llegar a causar problemas más graves si no se tratan de manera precoz.

Cuanto antes se detecte la enfermedad ocular, hay mayores posibilidades de un tratamiento exitoso. Por eso, para reducir los riesgos, es importante tener un estilo de vida saludable y acudir al menos una vez al año a la consulta del oftalmólogo para revisiones periódicas. Solamente un buen control y un diagnóstico precoz podrán reducir el riesgo de desarrollar enfermedades oculares y tratarlas en caso de que ya existan. 

“Envejecer no tiene que ser sinónimo de perder gradualmente la capacidad visual. Por ello, es necesario concienciar a estas generaciones y las siguientes de la importancia de la detección temprana para que puedan tener un envejecimiento saludable y prevenir limitaciones y complicaciones relacionadas con la visión”, concluye el Dr. Luis Fernández-Vega Cueto-Felgueroso.

Qué podemos hacer en nuestro día a día

Nuestros hábitos de vida son clave para proteger un envejecimiento saludable, también desde el punto de vista de la salud ocular. Hay muchos factores que intervienen: cómo hidratamos nuestros ojos, cómo nos alimentamos, qué importancia damos a síntomas que nos parecen “normales”, entre otros.

A continuación, apuntamos algunas medidas que nos pueden ayudar a proteger nuestra salud ocular durante toda la vida, desde nuestro día a día:

  1. Regla 20/20/20: Haz pausas cortas al mirar pantallas cada 20 minutos, enfocando la vista en un objeto distante unos 6 metros (20 pasos), durante al menos 20 segundos.
  2. Buena iluminación: Asegúrate de tener una iluminación adecuada al leer o trabajar para reducir la fatiga ocular. Siempre mejor luz natural o luz artificial enfocada al objeto de lectura.
  3. Parpadear regularmente: Parpadear ayuda a mantener los ojos hidratados y reduce la sequedad ocular, especialmente al estar frente a pantallas.
  4. Hidratación adecuada: Beber suficiente agua para mantener una buena hidratación, también beneficia a la salud de tus ojos.
  5. Revisiones regulares: Realiza exámenes oculares periódicos para detectar problemas a tiempo y corregir cualquier defecto visual. Esto es fundamental a partir de los 40 años, donde a las patologías ordinarias se suman otras propias de la degeneración asociada a la edad.
  6. Higiene adecuada: Lávate las manos antes de tocar tus ojos y utiliza productos de limpieza suaves para evitar irritaciones.
  7. Uso adecuado de lentes de contacto: Si usas lentes de contacto, sigue las indicaciones de limpieza y reemplazo proporcionadas por tu oftalmólogo. Mucho cuidado con lentes de contacto no homologadas, como las utilizadas para disfrazarse, que pueden impedir que el ojo “respire”.
  8. No frotar los ojos: Evita frotar los ojos, ya que esto puede causar irritación y aumentar el riesgo de infecciones.
  9. Cuidado con el maquillaje: Debemos proteger toda la zona alrededor del ojo para que no se introduzcan sustancias extrañas.
  10. Cuidado con la cirugía plástica. Cualquier cirugía de tipo plástica que se realice en el entorno del ojo, en la zona periocular, es importante que la realice un especialista en oculoplastia para proteger adecuadamente la salud visual.
  11. Aplicación de calor: En caso de ojos secos o inflamados, utiliza compresas tibias para aliviar la incomodidad y mejorar la circulación sanguínea.
  12. Uso adecuado de colirios: Si se recomienda el uso de colirios o lágrimas artificiales, sigue las indicaciones de tu profesional de la salud ocular.
  13. Protección UV: Usa gafas de sol con protección UV al estar al aire libre para prevenir daños causados por la radiación ultravioleta.
  14. Evitar el contacto con sustancias irritantes: Protege tus ojos al trabajar con productos químicos o en entornos polvorientos mediante el uso de gafas de protección.
  15. Dieta equilibrada: Consume alimentos ricos en vitaminas A, C y E, así como en minerales como zinc, para mantener la salud ocular. Consumir alimentos ricos en antioxidantes, como frutas y verduras de hojas verdes, puede beneficiar la salud de la retina. También es interesante incorporar alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, como pescado graso, nueces y semillas de lino, para favorecer la salud retiniana.
  16. Atención a síntomas extraordinarios: Ver moscas volantes o perder nitidez en la visión pueden ser circunstancias normales o no, hay que estar atentos a ese tipo de síntomas y acudir al especialista para comprobar que no estamos ante el comienzo de una patología de mayor importancia.
  17. Control de la presión arterial y azúcar en sangre: Mantén bajo control la presión arterial y los niveles de azúcar en sangre para prevenir problemas vasculares que puedan afectar la retina.
  18. No fumar: El tabaquismo aumenta el riesgo de enfermedades oculares, incluyendo la degeneración macular, así que dejar de fumar es, sin duda, una gran mejora en nuestros hábitos.
  19. Control del estrés: El estrés crónico, sostenido en el tiempo, puede afectar a la salud ocular. Es importante practicar técnicas para reducirlo.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas o videos vistos). Puedes obtener más información y configurar sus preferencias.

Configurar cookies

Por favor, activa las que quieras aceptar y desactiva de las siguientes las que quieras rechazar. Puedes activar/desactivar todas a la vez clicando en Aceptar/Rechazar todas las cookies.

Aceptar/rechazar todas
Cookies Analíticas

Cookies que guardan información no personal para registrar información estadística sobre las visitas realizadas a la web.

Cookies de Marketing

Cookies necesarias para determinadas acciones de marketing, incluyendo visualización de vídeos provenientes de plataformas como Youtube, Vimeo, etc. y publicidad de terceros.

Cookies de Redes Sociales

Cookies relacionadas con mostrar información provenientes de redes sociales o para compartir contenidos de la web en redes sociales.