7 de abril, 2021 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

Según el centro tecnológico Eurecat, la salud digital ha experimentado un salto exponencial en el último año a raíz de la pandemia de la Covid-19 y ha abierto las puertas a proyectos muy innovadores que marcarán la pauta en las tecnologías de la salud en los próximos años.

La salud digital ha experimentado “un salto exponencial en el último año a raíz de la pandemia de la COVID-19 y ha abierto las puertas a proyectos muy innovadores que están marcando las tendencias en tecnologías de la salud para los próximos años”, donde se prevé que tengan “un gran protagonismo la medicina regenerativa y la introducción de tecnologías como la robótica y la inteligencia artificial en los hospitales y en los procesos asistenciales”.

La salud digital es un área científica y tecnológica “extremadamente multidisciplinar, que está transformando los sistemas de salud tal como los conocemos, para hacerlos sostenibles y más universales y para incorporar una medicina personalizada y de precisión, que proporcione a todos los ciudadanos una mejor calidad de vida y un rol activo y preventivo”, subraya el director de Digital Health del centro tecnológico Eurecat, Felip Miralles.

En este sentido, Eurecat impulsa sendos consorcios europeos, EMAPS-Cardio y AICCELERATE, que están enfocados, respectivamente, a la creación de nuevos tejidos cardíacos artificiales para una mejor comprensión y tratamiento de las patologías cardíacas y a la configuración de algunas de las tecnologías que definirán nuevos procesos y servicios en los hospitales inteligentes del futuro, como la inteligencia artificial y la robótica.

Las enfermedades cardiovasculares representan el 45 por ciento de las muertes en Europa y se estima que suponen un coste de 210 billones de euros anuales en la Unión Europea, pero, aun así, han aprobado muy pocos medicamentos dirigidos a estas patologías en la última década. Para ayudar a invertir esta tendencia, EMAPS-Cardio está enfocado al desarrollo de modelos que puedan simular los tejidos enfermos a fin de poder entender mejor las patologías y desarrollar nuevos fármacos cardiovasculares más eficaces, sin modelos animales.

En concreto, el proyecto se centra en la utilización de células madre para la generación de microtejidos cardíacos destinados a los procesos clínicos de validación, mediante una plataforma para el crecimiento y la maduración para modelos organotípicos similares a adultos en estados sanos y enfermos. Mediante la aplicación de modelos de aprendizaje profundo, se estudiará el comportamiento de los diferentes microtejidos cardíacos y se analizará su respuesta a la aplicación de diferentes fármacos.

En palabras de la investigadora de la Unidad de Digital Health de Eurecat Paula Subías, en EMAPS-Cardio “el trabajo transdisciplinar es clave para avanzar en la investigación en muchos ámbitos de aplicación, como es el caso de la salud digital. La sinergia de conocimiento presente en EMAPS-Cardio tendrá un impacto en el desarrollo de fármacos cardiovasculares, proceso que se acelerará gracias a la utilización de tecnologías emergentes. La incorporación de modelos de aprendizaje profundo permitirá detectar patrones de comportamiento excesivamente complejos para el ojo humano”.

Por su parte, el proyecto AICCELERATE, que cuenta también con la participación del hospital Sant Joan de Déu, combina la inteligencia artificial y la robótica autónoma para avanzar hacia un modelo de hospital de vanguardia que incorpore nuevos servicios y procesos en las unidades de cuidados intensivos, en las salas quirúrgicas y en las habitaciones, que engloben desde funciones vinculadas a la logística y al transporte de medicamentos hasta la desinfección, entre otros.

En este sentido, el enfoque de AICCELERATE busca ampliar las soluciones digitales compatibles con la inteligencia artificial para diferentes casos de uso hospitalarios, orientados a mejorar la atención al paciente.

El objetivo es permitir el desarrollo de una vía de atención hospitalaria flexible e inteligente que revierta en la calidad de la atención asistencial y en los resultados médicos, además de facilitar una toma de decisiones más eficaz y el empoderamiento de los pacientes.

Estas herramientas se pondrán a prueba en tres pilotos que se centrarán en la gestión del flujo de pacientes para unidades de urgencias y quirúrgicos, en el establecimiento de una ruta de atención digital para enfermedad de Parkinson y en la prestación de servicios a pacientes pediátricos.

Según detalla el investigador de la Unidad de Digital Health Jordi Escuder: “La mayoría de soluciones de inteligencia artificial actuales se encuentran limitadas a aplicaciones aisladas. En AICCELERATE planteamos un sistema que no solo aborde los retos que presentan los pilotos, sino que pueda ser aplicado en otros y proporcione una estructura para el desarrollo a gran escala de soluciones digitales, robóticas y de inteligencia artificial”.

Los coordinadores de los proyectos EMAPS-Cardio y AICCELERATE son, respectivamente, el Centre National de la Recherche Scientifique, de Francia (CNRS), y el Helsinki University Hospital, de Finlandia (HUS).




Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus