13 de noviembre, 2020 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Federación Española de Ortopedia (FEDOP) insiste en la importancia de la prevención y la detección precoz de estas enfermedades para evitar mayores limitaciones o deformidades en el usuario.

Este domingo, 15 de noviembre, es el Día Internacional de las Enfermedades Neuromusculares, un término que engloba a más de 150 afecciones neurológicas, progresivas, crónicas y que, en su mayoría, son de origen genético. En España, hay más de 60.000 personas que la padecen, y pueden aparecer en cualquier etapa de la vida, incluso en la infancia.

Estas enfermedades causan dolor, debilidad y entumecimiento, generalmente en las manos y los pies, por lo que, aunque hasta el momento no tengan una cura, siempre se pueden paliar los síntomas para mejorar la calidad de vida de los pacientes y realizar tratamientos que eviten su agravamiento u otras secuelas, como contracturas o deformidades, así como mantener una función motora estable que permita la autonomía del paciente.

Para ayudar a mantener los músculos estirados y flexibles y evitar ese entumecimiento, la Federación Española de Ortopedia (FEDOP) recomienda el tratamiento temprano de la enfermedad y recuerda que el uso de dispositivos ortopédicos, como férulas o corsés, pueden ayudar a mejorar la calidad de vida de algunos pacientes, ya que facilitan el movimiento y ayudan a mantener una buena posición, en definitiva, se encargan de sostener los músculos debilitados. Además, también son importantes los productos de ayuda, como los bastones, andadores o sillas de ruedas, que contribuyen a mantener la independencia del usuario.

Eso sí, hay que recordar la importancia de que sea el propio médico especialista el que prescriba estos productos en base a las necesidades y dolencias de cada usuario.

El técnico ortoprotésico se encarga de velar por el buen funcionamiento del tratamiento, por eso es necesario tratar la enfermedad a tiempo para que el paciente no empeore antes de lo esperado.

Estas enfermedades afectan sobre todo a los nervios que controlan los músculos, por lo que se manifiesta, principalmente, con la pérdida de la fuerza muscular, es decir, el músculo deja de trabajar como lo hacía normalmente, lo que causa un proceso degenerativo que, en muchos casos, se desconoce su origen, por eso se ubican dentro del grupo de las enfermedades raras.

Entre las 150 enfermedades que se engloban en este grupo están las esclerosis, distrofias musculares, parálisis periódicas, miopatías (enfermedad del músculo), neuropatías (enfermedad del sistema nervioso), mielopatías (lesión en la médula espinal) o daños cerebrales, entre otras.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus