15 de junio, 2020 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

El grupo de investigación en Nutrigenómica de la Universitat de les Illes Balears y el área de Biotecnología de Eurecat pondrán en marcha iniciativas conjuntas en el ámbito de la investigación en hurones para estudiar enfermedades respiratorias.

El centro tecnológico Eurecat y la Universitat de les Illes Balears han firmado un convenio de colaboración para hacer posible que el grupo de investigación en Nutrigenómica de la UIB y el área de Biotecnología de Eurecat puedan poner en marcha iniciativas conjuntas de investigación en hurones (Mustela putorius furo) y ámbitos relacionados, centradas principalmente en enfermedades respiratorias y víricas.

El objetivo de esta colaboración es que tanto los investigadores de la UIB y de Eurecat como otros grupos de investigación y empresas de todo el mundo puedan llevar a cabo una investigación científica de alto valor con hurones que podría contribuir a acelerar la obtención de vacunas y fármacos, para combatir virus que causan patologías respiratorias infecciosas, como el coronavirus SARS-CoV-2, responsable de la enfermedad Covid-19.

El grupo de Nutrigenómica de la UIB coordinará los estudios

Los estudios serán coordinados por el grupo de investigación en Nutrigenómica de la UIB y será el investigador principal el doctor Andreu Palou, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular. El grupo de Nutrigenómica de la UIB ha desarrollado y experimentado un chip de ADN del hurón para estudios de transcriptómica, que permite estudiar mecanismos bioquímicos relacionados con la infección por varios tipos de virus, tales como la efectividad de posibles vacunas para patologías respiratorias infecciosas o la respuesta a fármacos.

Este hecho es de especial relevancia, ya que varias estructuras respiratorias de los hurones son muy parecidas a las de los humanos, lo que hace que sean uno de los mejores modelos animales para estudiar diversas patologías respiratorias humanas, incluyendo, previsiblemente, la causada por el SARS-CoV-2. La licencia de esta tecnología ha sido transferida por la UIB a Agilent Technologies, Inc. (California, EE. UU.), líder en equipos, servicios científicos y tecnológicos, y ya está disponible para que la utilicen los grupos de investigación que en todo el mundo están centrados en producir vacunas contra virus animales y humanos, incluyendo el coronavirus SARS-CoV-2, responsable de la Covid-19.

Tecnologías ómicas de la mano del área de Biotecnología de Eurecat

Por su parte, el área de Biotecnología de Eurecat, dirigida por el doctor Antoni Caimari, presenta una gran experiencia en la búsqueda de biomarcadores de salud, de diagnóstico y de pronóstico mediante la utilización de un amplio abanico de ciencias ómicas y el análisis y la integración de los datos obtenidos mediante estas técnicas (biología de sistemas), para averiguar los mecanismos bioquímicos involucrados en la acción de un fármaco o vacuna. En este sentido, el área cuenta con el Centro de Ciencias Ómicas (una unidad mixta con la Universitat Rovira i Virgili), que dispone de la tecnología más avanzada en metabolómica, proteómica, transcriptómica y genómica. El COS forma parte también de la Infraestructura Científico-Técnica Singular (ICTS) OmicsTech, especializada en aplicación de metodologías ómicas.

La utilización de estas tecnologías puede ser de gran valor para conocer con precisión las rutas metabólicas que se ven alteradas en el organismo por infecciones víricas que provocan enfermedades respiratorias, como el SARS-CoV-2, así como entender de forma precisa la respuesta del organismo a un fármaco o a una potencial vacuna frente a este virus o de virus similares.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus