17 de febrero, 2020 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

El Complejo Residencial de Toledo cierra dos meses de celebraciones con homenajes a los residentes y a los trabajadores más veteranos.

Residentes, familiares, trabajadores, amigos y autoridades, la residencia DomusVi Virgen de la Blanca, en Toledo, ha querido implicar a todos los colectivos en la celebración de su 30 aniversario. Durante más de dos meses se sucedieron los actos culturales y sociales que amenizaron la vida diaria de los mayores.

Las celebraciones comenzaron el 20 de noviembre, la fecha conmemorativa, y se prolongaron hasta el 31 de enero. En todo ese tiempo los residentes han podido disfrutar de distintas actividades lúdicas para conmemorar las tres décadas del centro.  Entre los actos más destacados resalta la exposición de fotografías sobre la historia de la residencia, así como una muestra de pintura con los trabajos realizados por dos de los residentes, Estrella Tordera y Ángel Esteban. No faltó la música con las actuaciones de la Unidad de Música de la Academia de Infantería de Toledo, la asociación Grupo Amigos de Toledo, Raíces Toledanas, la escuela de Baile de Natalia Jiménez o el coro de la parroquia de Cobisa. El periodista Javier Semprún protagonizó una sesión de cuentacuentos y no faltó el taller de risoterapia, un concurso de mándalas y las visitas de alumnos de los colegios Divina Pastora, Victorio Macho y San Patricio de Toledo.

Un gran acto social puso el colofón al amplio programa conmemorativo el pasado 7 de febrero. Una cita presidida por la consejera de Bienestar Social de Castiilla-La Mancha, Aurelia Sánchez Navarro, al que asistieron personalidades de las instituciones autonómicas y locales, así como de los colectivos sociales más representativos de Castilla-La Mancha y del Ayuntamiento de Burguillos que acompañaron en esa jornada a los residentes, familiares y trabajadores del centro DomusVi Virgen de la Blanca. Fue una jornada de emociones donde hubo un recuerdo para los residentes fallecidos y donde se hizo entrega de un reconocimiento a los mayores que llevan más tiempo en el centro, así como a los trabajadores más veteranos. Los mayores, una vez más, participaron activamente en el acto de celebración y uno de los residentes, Antonio Martín Salamanca, fue el encargado de recrear la historia del centro a la que está ligado desde su inauguración.

Se conmemoran así 30 años de historia del Complejo Residencial Domusvi Virgen de la Blanca cuenta con 175 plazas y más de 50.000 metros cuadrados en los que se ubican los edificios residenciales, administración y servicios, almacenes y talleres, todos ellos rodeados por paseos, glorietas y jardines.

La plantilla está formada por cerca de 80 profesionales del campo de la gerontología, medicina, fisioterapia, enfermería, psicología o trabajo social, que atienden de forma personalizada a los residentes.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus