29 de enero, 2020 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

El SESPA acumula un retraso ya de más de un año en el pago de las prestaciones ortoprotésicas, una deuda que podría alcanzar 1.000.000 de euros, entre pacientes y ortopedias.

El Principado de Asturias es la comunidad autónoma con menor gasto público en ortopedia por habitante de toda España. En total, 4.785 pacientes accedieron a la prestación del Servicio de Salud del Principado de Asturias (SESPA), y de media se invirtió en cada uno de ellos 206 euros. Teniendo en cuenta la población de la región, por cada habitante se destinó 0,96 euros en prestaciones ortoprotésicas, una cantidad que le otorga el último puesto a esta comunidad. Además, marca una gran distancia con la que más invirtió, Andalucía, que dedicó 6,02 euros por habitante.

Así lo refleja el informe de inversión pública en esta materia, publicado recientemente por la Federación Española de Ortesistas y Protesistas (FEDOP). El estudio comprende las cifras de 2018 en base a los datos recabados a través de los portales de transparencia de los gobiernos autonómicos y de las reclamaciones de información a las autoridades sanitarias competentes. Se trata de un análisis detallado y desglosado por autonomías como nunca antes había sido elaborado, y con el que se puede realizar con mayor precisión una radiografía de la situación en las prestaciones ortoprotésicas en nuestro país.

En 2018, la consejería de Salud de Asturias presupuestó una partida de 1.031.400 euros para prestaciones ortoprotésicas (sillas de ruedas, prótesis, corsés, etc.). Sin embargo, no llegaron a alcanzar esa cifra y se invirtieron finalmente 986.000 euros.

Tomando como referencia el presupuesto y el gasto público del 2018 se puede estimar que las cuentas correspondientes al 2019 han sido similares y, por tanto, se acercan al umbral del millón de euros.

Desde la Asociación de Ortesistas y Protesistas del Principado de Asturias (AOPPA) han recibido la queja de un gran número de pacientes y de la gran mayoría de ortopedias radicadas en la comunidad, alegando el impago de endosos y de reintegros de gasto, por parte del SESPA, desde febrero del año pasado como mínimo.

AOPPA ha contrastado facturas y documentos de diversos usuarios en el territorio asturiano que adelantaron el importe de su prestación y que ahora esperan que se les reembolse su dinero. Como es el caso de José Luis Álvarez, vecino de Lugones, que lucha por conseguir la totalidad de la prestación, que es lo que la ley le reconoce. Hace 20 años tuvo un accidente y desde entonces ha recibido la prestación de su silla de ruedas “no he tenido problemas hasta el 2015, cuando entró un nuevo jefe de prestaciones que empezó a poner trabas”.

Según la legislación actual los pacientes en la situación de José Luis tienen derecho a renovar su silla cada 18 meses. Pese a ello, él viene solicitando nuevos aparatos cada 36 meses o cuando realmente están desgastados. En 2016 pidió una silla manual que el SESPA rechazó financiar en su totalidad. Tuvo que ir a juicio y la justicia le reconoció su derecho. Sin embargo, ahora se repite la situación “en febrero de 2019 solicité una nueva silla manual que me desestimaron, alegando que esta silla no era compatible con la eléctrica que poseía”. Ahora se encuentra a la espera de una respuesta por parte de la administración “les volveré a llevar a los tribunales si no me dan una solución en esta semana” dice sin dudar este paciente.

Los profesionales del sector se muestran preocupados por la situación. En la actualidad, los asturianos sin recursos económicos pueden acogerse al sistema de pago por endoso “esto significa que la ortopedia adelanta el coste del producto que necesita ese usuario y después el SESPA nos lo reintegra a la ortopedia” explica Estaban Junquera, técnico ortoprotésico y presidente de AOPPA.

El problema se presenta cuando la situación de impago se prolonga en el tiempo “es una situación insostenible. Llevamos así más de un año y esto nos va a obligar a dejar de aceptar endosos. Si esto pasa, el SESPA será el único responsable de dejar sin atención a miles de pacientes” alerta Junquera.

AOPPA estima que la deuda es el gasto íntegro de la prestación ortoprotésica, y que estaría cerca del millón de euros, ya que solo en endosos han comprobado que la cifra asciende a 400.000 euros.

En este sentido, tanto FEDOP como AOPPA han solicitado información al SESPA, pero los más altos responsables del organismo no han dado respuesta alguna, a día de hoy. Tampoco han ofrecido respuestas sobre las dificultades que se están presentando en la aplicación de la nueva prestación ortoprotésica, la cual entró en vigor a comienzos del mes de enero.

El mayor centro hospitalario de la Asturias, el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), está expidiendo recetas con códigos antiguos. Cuando la Orden SCB/45/2019 estableció que, desde el 1 de enero de 2020, cada comunidad debe adaptar su catálogo con nuevos códigos. Algo que el Servicio de Salud de Asturias no ha realizado y de ahí la confusión y el caos generado entre especialistas, pacientes y ortoprotésicos.

Además, hay en marcha un nuevo formato de prescripción que ha sido puesto en funcionamiento sin conocimiento de los profesionales del sector. Por ello, los ortopedas desconocen cómo deben aplicarlo. Aquí está en juego que al propio paciente le sea rechazada la prestación por un mal procedimiento.

Por todo ello, y debido a la delicada situación que enfrentan profesionales y pacientes, desde AOPPA y FEDOP tienden la mano al ejecutivo regional para intentar alcanzar una mesa de diálogo en la que solucionar los problemas existentes, “ponemos nuestra experiencia y nuestra mejor voluntad al servicio del SESPA, para garantizar que la prestación llegue a todos los pacientes”, concluye el presidente de la asociación regional de ortopédicos asturianos.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus