14 de octubre, 2019 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Federación entiende que esta negociación evidencia "los mismos problemas" que presentaba la anterior.

Los representantes de la Mesa Negociadora del VIII Convenio Colectivo de la Dependencia se han reunido este viernes, día 11 de octubre, después de que la parte sindical exigiese, para continuar con la negociación del Convenio, un incremento salarial de un 10% en dos años. Por su parte, las patronales del sector exigen vincular subidas salariales a la mejor financiación de las plazas públicas por las Administraciones.

Lares ha decidido no acudir a la reunión como forma de hacer público su desacuerdo con el enfoque de unos y otros: “No es posible negociar desde posiciones que no admiten alternativas y que solamente piensan en resolver las necesidades de una parte”, explica el representante de Lares en dicha mesa de negociación.
Y añade: “La actual Mesa Negociadora evidencia los mismos problemas que presentaba la del VII Convenio Colectivo”. A juicio de Lares es un error que los agentes sociales actúen desconociendo que más de 10.000 personas mayores son atendidas todos los años en nuestro país en centros residenciales sin ánimo de lucro desde la solidaridad, ya que el sistema de dependencia las ha excluido de atención y carecen de recursos económicos para financiar el coste básico de una plaza privada.

Así mismo, opinan desde Lares que es un error plantear crecimientos salariales desconociendo que las Administraciones Públicas en España están discriminando a las personas mayores en relación a las personas que se encuentran en situación de discapacidad y dependencia. Por último, Lares entiende que tampoco puede negarse la falta de reconocimiento social que tiene el sector de la dependencia y sus trabajadores y que ese reconocimiento debe pasar porque los propios actores promuevan un salario justo.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus