4 de octubre, 2019 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

Bajo el lema ´El futuro de lo social (Lo social tiene futuro)´, los días 4 y 5 de octubre de 2019, se celebra en Valencia la Convención CERMI 2019, auspiciada por el CERMI Comunidad Valenciana y el CERMI Estatal, con el apoyo de la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de Valencia.

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) afirmó este viernes que la inclusión debe formar parte de la agenda del movimiento ecologista porque si no, muchas personas con discapacidad nos vamos a quedar fuera".

En estos términos se manifestó el delegado del CERMI para los Derechos Humanos y la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad, Jesús Martín Blanco, durante la Convención "El futuro de lo social (lo social tiene futuro)", que se celebra en el Palacio de Congresos de Valencia este viernes y sábado y que ha sido organizada por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) y el CERMI Comunitat Valenciana, con la colaboración de la Generalitat Valenciana y el Ajuntament de València.

No podemos concebirnos como seres individuales ajenos a un contexto en el que hay seres vivos y naturaleza. Debemos abrazar desde lo social lo verde, buscar caminos de amor, de conexión entre los movimientos sociales, porque estamos obligados a entendernos. Desde la discapacidad vamos a llamar al activismo verde y llevarlo a nuestras asociaciones", afirmó Martín Blanco.

Por su parte, el exdirector de Greenpeace España y diputado en el Congreso, Juan Antonio López de Uralde, alertó de la situación de "emergencia climática" a la que asiste el planeta y de la que todas las personas son responsables. En este sentido, subrayó la importancia de que las personas con discapacidad estén presentes en esta búsqueda de soluciones en aspectos que afectan al cambio climático, ya que "se da la circunstancia de que las ciudades más verdes, más ecologistas, son las que mayor accesibilidad y mayor calidad de vida, en última instancia, proporcionan a sus habitantes".

Además, Uralde dijo que "al igual que se ha ido perdiendo el miedo a reconocerse feminista, tiene que pasar lo mismo con reflejarse en el ecologismo".  "La conciencia social de la población es cada vez mayor, y lo vemos en momentos como la manifestación del pasado 27 de septiembre que se ha convertido al ecologismo en lo que el 8 de marzo es al feminismo", abundó.

La revolución de las mujeres

Previamente, tuvo lugar el conversatorio "La revolución de las mujeres", a cargo de la vicepresidenta ejecutiva de la Fundación CERMI Mujeres, Ana Peláez, y de la socióloga María Ángeles Durán, quienes analizaron la situación de las mujeres y niñas con discapacidad en España y arengaron al público a defender los derechos de esta parte de la ciudadanía, especialmente, a las propias mujeres con discapacidad.

Ana Peláez lamentó la vulneración de derechos que se sigue produciendo contra las mujeres y niñas con discapacidad en sociedades desarrolladas como es el caso de España y de Europa, pese a que casi el 20% de la población femenina tiene algún tipo de discapacidad. Así, puso como ejemplo las esterilizaciones forzosas por razón de discapacidad, una práctica que sufren sobre todo las mujeres, y que, "lejos de protegerlas, las deja en una situación de mayor vulnerabilidad ante los abusos sexuales".

Además, criticó las barreras que siguen encontrando las mujeres con discapacidad cuando tienen que acceder a la justicia para denunciar violencia o casos de grave discriminación. "Muchas veces no se las creen, y en el caso de las que están incapacitadas legalmente, se les cierra la puerta, porque tiene que ser un tutor quien acuda en su nombre", lamentó la también vicepresidenta del Foro Europeo de la Discapacidad (EDF).

De igual modo, denunció la mayor exclusión y precariedad que sufren las mujeres con discapacidad en el mercado laboral, algo que, según expuso, es de tal magnitud que no reflejan ni las estadísticas oficiales.

Necesitamos que se reconozca a las mujeres y niñas con discapacidad como mujeres y niñas, por lo que tenemos que trabajar para que las políticas públicas de mujeres no dejen a las que tienen discapacidad atrás. Además, necesitamos trabajar por el desarrollo y la potenciación de las mujeres y niñas con discapacidad, teniendo en cuenta a las madres y cuidadoras. Nada para nosotras sin nosotras, zanjó.

La socióloga María Ángeles Durán también señaló que se debe incorporar la variable de la discapacidad y de la diversidad en todos los ámbitos del contexto actual. Según relató, la sociedad no puede ser igual, pues, afortunadamente, hemos conquistado muchos años de vida. Eso sí, pidió seguir avanzando desde la unidad entre hombres y mujeres, puesto que la discapacidad es una situación a la que casi todas las personas se pueden enfrentar en algún momento.

"Economía para el bien"

Por otro lado, se celebró el conversatorio "Economía para el bien",  en la que participaron el exministro de Administraciones Públicas Jordi Sevilla y el secretario general del CERMI Estatal, Alberto Durán. Sevilla inició su intervención desarrollando el título de su mesa: "El título de la ponencia se llama "Economía para el bien", ¿El bien para quién? Si perdemos la idea de que hay un bien común, un interés general, enfocamos los problemas de una manera distinta, que, en su opinión, no tiene en cuenta a la sociedad y no busca soluciones que no dejen a nadie atrás".

El exministro lamentó los "enormes daños" que ocasionó la última crisis económica y aseguró que todavía perduran, por lo que avisó de que cuando se produzca una nueva crisis es posible que todavía no se haya recuperado la gente de los efectos de la anterior. Por ello, instó a trabajar conjuntamente para que, "si viene otra crisis, que nos pille armados para poder superarla en mejores condiciones que la anterior".

Asimismo, tanto Durán como Sevilla expusieron la nueva realidad económica alineada con la responsabilidad social empresarial (RSE) y la sostenibilidad, donde "lo social deja de ser un gasto para pasar a una inversión". Ambos destacaron el cambio de mentalidad de las empresas y el compromiso de las personas consumidoras. "Cada vez más, hay personas e, incluso, accionistas que dicen que quieren ganar dinero de forma sostenible.  El contexto les está obligando y no solo por parte de las administraciones", apuntó Durán.

Por su parte, Sevilla explicó que "hoy empieza a ser una realidad la RSE porque se ha producido un cambio en la sociedad que exige a las empresas y a los accionistas que actúen de una forma distinta". Además, explicó que "la aplicación de los ODS empieza a verse como una necesidad, pura supervivencia".

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus