4 de abril, 2019 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

Un grupo de profesionales y entidades, liderados por Fundación Vella Terra, ha realizado un estudio que propone una alternativa a las residencias geriátricas tradicionales, garantiza el pleno desarrollo de las personas y la viabilidad económica.

Fundació Vella Terra, a través de Sergio Osuna, Director Ejecutivo de la entidad, ha coordinado un ambicioso grupo de trabajo con el objetivo de diseñar una propuesta alternativa al actual modelo de residencia asistida para personas mayores

El modelo propuesto parte de desarrollar conceptos como la posibilidad de convivir en viviendas compartidas, pensadas para todas las personas (al margen de su nivel de dependencia), fomentar la intervención comunitaria, proporcionar servicios de soporte en función a las necesidades y contar con una tecnología no invasiva (con sistemas de monitorización o geocalización que aporten seguridad a las personas sin perjuicio para su intimidad). Según los autores del estudio, se trata de un modelo inclusivo, comunitario, que no excluye a las personas con alta dependencia y que es asumible económicamente. Sergio Osuna manifiesta: "Hay que destacar que muchas residencias ya tienen en cuenta la organización de todos sus servicios alrededor de la persona. No obstante, en muchos casos, la opción de la residencia es la única posibilidad aunque no sea una alternativa deseada. Es imprescindible diseñar y poner en marcha mecanismos que faciliten la cobertura de las necesidades de todas las personas teniendo en cuenta su voluntad". 

En este grupo de trabajo han participado profesionales y expertos en diferentes materias (derecho, arquitectura, economía, modelos de atención, enfermería, psicología, sociología...) para validar y subscribir los resultados del estudio: Ayuntamientos (Terrassa, Mataró...); Fundaciones y Asociaciones (Alzheimer Catalunya, EIMA, Fundació Suport); Universidades (Fundació Salut i Envelliment-UAB, UOC); despachos de abogados (Escura); estudios de arquitectos (Batllori&Trepat, Arquetica); expertos en ayudas técnicas (Centre de Vida Independent); empresas tecnológicas (Westpoint Solution, Xarcom), e incluso la principal federación de asociaciones de personas mayores en Cataluña, la FATEC. 

Según manifiestan en el propio documento (https://www.fundaciovellaterra.org/wp-content/uploads/2019/04/Nou_model_de_RGG-GT-FVT-v11.pdf), la puesta en marcha no es posible desde la normativa vigente y requeriría abrir la puerta a nuevos servicios hasta ahora no contemplados en el SAAD (Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia).

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus