7 de febrero, 2019 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

Los visitantes destacan la calidad del trabajo que se desarrolla en los centros de la organización y la cuidada atención que se dispensa a las personas usuarias.

“Aquí se trabaja con la cabeza y con el corazón. Todo lo que se hace está estudiado al milímetro, pero las tareas se realizan también con mucho de amor. La impresión que nos llevamos es inmejorable, hemos visto que aquí se trabaja a un gran nivel y con la filosofía de la ACP (Atención Centrada en la Persona) como base”. Así opina sobre el trabajo cotidiano que se desarrolla en los centros de L’Onada Serveis Astrid Lindström, la guía que dirigía el grupo de profesionales de la residencia sueca de Siggebogardens -ubicada al municipio de Lidingö, dentro del condado de Estocolmo- que visitó el pasado 1 de febrero diferentes residencias y centros de día gestionados por L’Onada Serveis con el objetivo de conocer las formas de trabajar propias de la organización.

“Es muy interesante la labor que se desarrolla con los menús. Hemos visto cómo se está implementando la técnica del texturizado, que facilita la ingesta de alimentos a las personas que sufren disfagia y, también, hemos comprobado cómo se utilizan herramientas como el Dementia Care Maping (DCM) y se utilizan técnicas como la reminiscencia o la validación para desarrollar proyectos con los que mantener ocupadas a las personas usuarias independientemente de su estado cognitivo y del grado de dependencia. Se trabaja a un gran nivel”, explicaba.

Por su proximidad a Barcelona –los visitantes llegaron al aeropuerto de El Prat- se eligieron para dar a conocer la tarea que cada día se desarrolla en L’Onada Serveis un centro ubicado en la capital catalana - L’Onada Serveis y Centro de Día la Sagrera - y uno de las cercanías, en concreto L’Onada Serveis y Centro de Día el Lledoner, de Sant Fruitós de Bages.

Durante la visita, destaca Nuria Roselló, directora de la Zona Norte de L’Onada Serveis, los visitantes pudieron conocer “las instalaciones, la realidad de la empresa y nuestro modelo de atención a las personas” y, también, “intercambiar experiencias” en una tertulia que siguió a las visitas. En mayo de 2018, una delegación de profesionales de L’Onada Serveis visitó también la residencia sueca de la cual procede el grupo que ahora ha visitado los centros de L’Onada Serveis y pudo conocer el modelo sueco de asistencia. “Fue una experiencia enriquecedora y la visita de ahora también lo ha estado por ellos y por nosotros”, explica Nuria Roselló. Este contacto servirá para iniciar colaboraciones entre las dos organizaciones para compartir experiencias e innovación para sus equipamientos.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus