20 de noviembre, 2018 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

Los 12 finalistas defendieron sus proyectos frente a un jurado presidido por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y compuesto por profesionales de la industria farmacéutica y los medios de comunicación.

FIPSE eligió los dos dos proyectos considerados como las mejores innovaciones en salud del año: En la modalidad de Innovaciones Implementadas el proyecto premiado fue una Nueva Herramienta de Diagnóstico e Identificación Rápida de Microorganismos Multirresistentes (Carbaplex ID), presentado por Antonio Galiana de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunidad Valenciana. En la modalidad Innovaciones en Desarrollo el proyecto premiado fue el Desarrollo de un probiótico anticaries como nueva estrategia de salud bucodental, y presentado por Alejandro Mira de la Fundación para el fomento de la investigación sanitaria y biomédica de Valencia. 

El Teatro Infanta Isabel fue el escenario elegido para la entrega de los galardones a las mejores innovaciones en salud de 2018, gala celebrada el lunes 19 por la noche. En esta primera edición de los premios, más de 100 iniciativas concurrieron a la convocatoria que lanzó en marzo la Fundación, con el objetivo de impulsar los mejores proyectos orientados al diagnóstico, cuidado y tratamiento de pacientes.

Tras una primera evaluación por pares realizada por un panel de expertos externos se seleccionaron los 12 finalistas que durante la Gala expusieron las principales características de sus proyectos. El Jurado estuvo presidido por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y compuesto por cinco profesionales representantes de la industria farmacéutica (MSD, AbbVie, Gilead, Janssen y Sanofi) y un representante de los medios de comunicación (Diario Médico). Tras una profunda deliberación, el jurado eligió las dos iniciativas que consideraban como los grandes avances en el campo de la salud de 2018. Los proyectos premiados recibirán una aportación de 15.000 euros a fondo perdido, compatible con otras subvenciones o aportaciones económicas, así como servicios de acompañamiento en forma de aceleración comercial o mentorización.

Durante el desarrollo de la gala, Alfonso Beltrán, Director General de FIPSE, afirmo que “los Premios FIPSE pretenden reconocer la labor de todos aquellos que trabajan por buscar soluciones innovadoras y mejorar la salud y calidad de vida de todos. El alto nivel científico-técnico de los candidatos, así como su recorrido traslacional, nos estimula a todos los que como FIPSE nos dedicamos a ayudar y acompañar a los promotores de los proyectos que pretenden llevar sus buenas ideas hasta la cama del paciente y el mercado, y así generar valor a la sociedad”. Por su parte , Paloma Casado, Subdirectora General de Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, señaló la necesidad de fomentar la cultura emprendedora entre el personal sanitario del sector, y promover instrumentos como FIPSE para impulsar la capacidad innovadora de los agentes de nuestro Sistema para buscar soluciones que ayuden a la sostenibilidad del propio Sistema a través de desarrollos científico-tecnológicos, terapéuticos, diagnósticos, organizativos y asistenciales”.

Premio FIPSE a las innovaciones en salud 2018 en la Categoría Innovaciones implementadas: Carbaplex iD, nueva herramienta de diagnóstico e identificación rápida de microorganismos multirresistentes.
Una de las principales problemáticas con la que se encuentran los infectólogos a la hora de gestionar un paciente con sospecha de bacteremia, sepsis o con un cuadro claro de infección bacteriana es la selección de la terapia adecuada con el fin de cubrir correctamente el espectro de microorganismos que la pueden causar.

Una herramienta molecular con capacidad para detectar el nivel de resistencia antibiótica de una cepa bacteriana es un gran avance a nivel de diagnóstico microbiológico, ya que permite gestionar en las primeras horas de la infección el tratamiento empírico que el clínico administra de forma más efectiva, hasta que se disponga de un estudio de susceptibilidad antibiótica definido. De esta forma, en las primeras 24 horas, el clínico ya dispone de información de utilidad para saber qué familia de antibióticos no puede administrar al paciente.

De la tesis doctoral “Diseño y validación de un nuevo método molecular para la detección de microorganismos productores de carbapenemasas”, se desarrolló un test de diagnóstico molecular (Carbaplex iD) capaz de detectar genes un total de 18 familias de genes y más de 200 alelos distintos en una única reacción. Carbaplex iD ha sido elegido el mejor proyecto en su categoría por su ayuda en el diagnóstico de resistencias antibióticas en genes en 24-72 horas.

Durante el desarrollo de la Gala, Alfonso Beltrán, Director General de FIPSE, afirmo que “los Premios FIPSE pretenden reconocer la labor de todos aquellos que trabajan por buscar soluciones innovadoras y mejorar la salud y calidad de vida de todos. El alto nivel científico-técnico de los candidatos, así como su recorrido traslacional , nos estimula a todos los que como FIPSE nos dedicamos a ayudar y acompañar a los promotores de los proyectos que pretenden llevar sus buenas ideas hasta la cama del paciente y el mercado, y así generar valor a la sociedad”. Por su parte , Paloma Casado, Subdirectora General de Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, señaló la necesidad de fomentar la cultura emprendedora entre el personal sanitario del sector, y promover instrumentos como FIPSE para impulsar la capacidad innovadora de los agentes del Sistema para buscar soluciones que ayuden a la sostenibilidad de nuestro Sistema a través de desarrollos científico-tecnológicos, terapéuticos, diagnósticos, organizativos y asistenciales”.

Premio FIPSE a las innovaciones en salud 2018 en la Categoria Innovaciones en desarrollo: S. Dentisani, desarrollo de un probiótico anticaries como nueva estrategia de salud bucodental.
La propuesta presentada consiste en la aplicación como probiótico de una bacteria aislada que de forma natural se encuentra en la boca de personas sin caries, y que ha demostrado en diferentes experimentos su potencial para prevenir esta enfermedad y mejorar la salud bucodental.

Entre el cúmulo de microorganismos que se adhieren a la superficie del diente formando la llamada placa dental, cohabitan especies con potencial patogénico y especies no patogénicas. La flora oral cambia drásticamente entre individuos libres de caries (un 10% de la población) e individuos con caries. Así, las cepas bacterianas cariogénicas estaban ausentes o en menor proporción en individuos sin caries, mientras que las no acidogénicas estaban en mayor proporción. Este estudio histórico condujo al conocimiento de nuevos microorganismos presentes de forma natural en individuos sanos, y con potenciales efectos beneficiosos para el tratamiento y prevención de la caries dental. La investigación permitió el aislamiento de varias bacterias a partir de la placa dental de individuos libres de caries.

Hasta el desarrollo del probiótico no existía ningún agente antimicrobiano con capacidad demostrada para colonizar la placa dental y con un modo de acción complementario al de los productos ya existentes. El patrón de referencia en probióticos lo constituyen los lactobacilos, probablemente por su efecto probado en enfermedades intestinales. S. dentisani tiene un efecto muy superior.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus