22 de abril, 2016 Artículos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Este nuevo Marco Reglamentario ha entrado en vigor el 20 de abril y afecta a todos los Estados Miembros de la Unión Europea. A partir de ahora será obligatorio reportar y mantener la trazabilidad de los ascensores y de sus componentes.

La Nueva Directiva 2014/33/CE de Ascensores ha entrado en vigor el 20 de abril. Este nuevo Marco Reglamentario es obligatorio para todos los Estados Miembros de la Unión Europea, e introduce nuevos requisitos para garantizar la seguridad y el control de los ascensores y sus componentes de seguridad.

La Directiva obliga a garantizar a las empresas instaladoras que todos los ascensores son seguros para el uso y que todos sus componentes de seguridad cumplen con los requisitos de seguridad actuales, así como con las normas de seguridad armonizadas entre los Estados Miembros. Esta nueva normativa se aplica tanto a ascensores nuevos como a los componentes de seguridad de los ascensores existentes y se traspondrá al ordenamiento jurídico de los 28 Estados Miembros, así como en otros países europeos no pertenecientes a la UE.

Teniendo en cuenta el nuevo contexto, José Manuel Rodríguez, Director de Desarrollo Corporativo de KONE, líder mundial en la industria de ascensores y escaleras mecánicas, destaca los aspectos clave de la Nueva Directiva:

1. Obligación de reportar y mantener la trazabilidad de los ascensores y sus componentes:

  • Las empresas que fabriquen, vendan o instalen componentes de seguridad de ascensores deben registrar, con un mínimo de 10 años, dónde ha sido comprado y a quién ha sido vendido el componente en cuestión.
  • Los ascensores y componentes de seguridad tienen que llevar un número de tipo, lote o serie indicando su marca y una única dirección de contacto en un idioma comprensible por el usuario final.

2. Obligaciones de comunicación de posibles riesgos de los agentes económicos:

A partir de ahora cualquier agente que esté implicado en la cadena de suministro (instalador, fabricante, importador o distribuidor) deberá:

  • Ofrecer la garantía del marcado CE y adecuada documentación e instrucciones.
  • Monitorizar de manera permanente los defectos y reclamaciones.
  • Garantizar la conformidad inalterada por transporte y almacenamiento.
  • Notificar de manera inmediata los riesgos a las agencias nacionales de vigilancia de mercado.
  • Definir y comunicar acciones correctivas derivadas.
  • Cooperar con las agencias nacionales de vigilancia de mercado ante cualquier requerimiento.

Siempre que se detecte un componente que presente un riesgo de seguridad se deberá notificar tanto al cliente como a la autoridad competente y adoptar las acciones correctivas lo más pronto posible. En estos casos, la Nueva Directiva facilitará la localización y la sustitución de componentes potencialmente inseguros.

“Desde KONE asumimos la responsabilidad de la conformidad del diseño, la fabricación o la instalación, así como de la trazabilidad y vigilancia en áreas para garantizar que el producto que se pone en el mercado cuenta con su identificación correcta. Con la nueva normativa estamos seguros que se ofrecerá una mejor calidad de servicio a nuestros clientes, que es el objetivo final que siempre perseguimos”, concluye José Manuel Rodríguez.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus