24 de julio, 2015 Equipamiento comentarios Bookmark and Share
< Volver

Ahorramos en la compra, en el ocio, con el papel… ¿Y por qué no en el mantenimiento del nuestro ascensor? Cada pequeño gesto cuenta. Válida sin barreras nos ofrece las claves para ahorrar.

Todo ascensor debe tener un contrato de mantenimiento en vigor. Al mantenimiento también se le denomina “conservación” y éste es un requisito imprescindible a cumplir durante el período que el ascensor esté en uso. Asimismo, también deberías saber que no sólo el fabricante del ascensor puede mantenerlo, es decir, la empresa mantenedora no tiene por qué ser la misma que lo fabricó o instaló en su día. Así que no lo dude: pida presupuestos para poder valorar cuál es la mejor opción y empiece a ahorrar.

Pongamos el caso que acaba de mudarse a un piso de obra nueva. No tiene por qué asumir el contrato de mantenimiento firmado previamente por el promotor de la obra sin saber bien cuáles son sus opciones. Puede que el promotor no haya negociado la mejor opción para usted y tenga que asumirlo durante mucho tiempo. Valore otras posibilidades.

¿Y si el ascensor es nuevo? La garantía del ascensor no se pierde por contratar el mantenimiento con otra empresa distinta al fabricante o al instalador. Así lo dice la normativa de defensa de los consumidores y usuarios: la garantía que le da el instalador de su ascensor deberá mantenerse durante un mínimo de 2 años, incluso cuando el mantenimiento lo realice una empresa distinta al fabricante o a la empresa que ha realizado la instalación. En tal caso, analice bien las condiciones de su contrato: precio, duración, coberturas, prórrogas, penalizaciones. Todos estos aspectos son igual de importantes. Tenga claro qué sucede si su ascensor se estropea o hay que cambiar alguna pieza.

Asimismo, y al igual que los seguros, los contratos de mantenimiento pueden ser a todo riesgo o cubrir sólo algunas contingencias. Vincúlese con su mantenedor durante el tiempo estrictamente necesario. Por otro lado, algunos contratos son a muy largo plazo, asegúrese de obtener buenas ventajas. En muchas ocasiones, un contrato de una duración de 1 o 2 años suele ofrecer ventajas similares a los de largo plazo.

En cuanto a las prórrogas automáticas de contrato, para evitar que un ascensor se quede sin mantenimiento, es normal que si el propietario no manifiesta al mantenedor su voluntad de finalizar el contrato, éste se prorrogue automáticamente. Infórmese sobre cuáles son las condiciones de la prórroga, así como si existen penalizaciones o incrementos en los precios. Si quiere cambiar de mantenedor, empiece a buscar antes que venza su contrato. Muchos de los contratos incluyen cláusulas de preaviso, es decir, tiene que avisar al mantenedor con antelación antes del vencimiento del contrato. Consejo: conserve siempre una copia de su contrato de mantenimiento para tenerla siempre a mano y poder consultar informaciones importantes para negociar, cambiar o comparar.

Si tiene cualquier duda sobre ascensores, mantenimiento o servicio postventa, Válida sin barreras pone su experiencia y asesoramiento a su disposición. Válida sin barreras cuenta con una larga experiencia en el sector de accesibilidad, dispone de un parque con más de 20.000 máquinas instaladas. Además, ofrece servicio de mantenimiento y reparación de ascensores multimarca y un equipo de técnicos ingenieros que podrán ofrecerle una perspectiva global del estado de su ascensor.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus