13 de abril, 2020 Tecnología comentarios Bookmark and Share
< Volver

Las también llamadas ‘cerraduras wifi’ permiten un máximo control de los permisos de acceso con un importante ahorro en costes de mantenimiento.

La gestión de accesos puede ser un auténtico quebradero de cabeza si combinamos grandes espacios con diferentes áreas de acceso restringido y un alto número de usuarios con diferentes perfiles de acceso, que además pueden cambiar de un día para otro. En estos casos, las cerraduras tradicionales resultan difíciles e inseguras de gestionar, al ser posible copiarlas con extrema facilidad; mientras que las digitales no se libran de la problemática de sufrir robos y extravíos, o de ver comprometido su funcionamiento por un corte de suministro eléctrico.

Grupo SIAC, empresa experta en control de accesos, recomienda en estos casos recurrir a cerraduras inteligentes autónomas, que no precisan para su funcionamiento de cables ni baterías. Esto es posible gracias a la energía cinética procedente de la inserción de la llave, o del dispositivo NFC del smartphone del usuario, dependiendo del modelo de cerradura electrónica que se elija. Desde SIAC apuntan la necesidad de analizar las necesidades y funcionamiento de cada espacio concreto antes de decidirse por la solución perfecta para cada caso.

Así, indican que las cerraduras eléctrónicas que incluyen llave, como el modelo iLOQ s10, resultan perfectas para edificios residenciales, residencias de estudiantes, escuelas, edificios públicos y hospitales. Las llaves pertenecientes a este sistema no cuentan con grabados ni dientes de sierra que se puedan copiar, sino que incorporan un código encriptado de alta seguridad que impide la posibilidad de ser copiadas, y se pueden anular los permisos de acceso en caso de pérdida o robo sin necesidad de reemplazar las demás.

Las cerraduras electrónicas de apertura con móvil resultan, en cambio, una opción interesante para empresas de servicios y gestión de infraestructuras, ya que en casos de emergencia permiten compartir los derechos de acceso instantáneamente y facilitar los permisos a las personas adecuadas sin necesidad de facilitarles una llave física. En SIAC apuestan por el modelo S50 de la firma iLOQ, que resulta incluso apto para su instalación en exteriores.

“Un análisis previo realizado por expertos es vital para que el dispositivo elegido cubra las necesidades de seguridad, facilidad de gestión y reducción de costes que cada espacio necesita”, indican desde Grupo SIAC.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus