Empresas Premium

28 de julio, 2022 Actualidad comentarios
< Volver

En un sector como el sanitario, en el que se genera un gran volumen de datos, se requiere una gestión ágil y eficiente de los mismos.

La COVID-19 ha acelerado la forma que se tenía de entender la gestión sanitaria. Si antes de la pandemia ya eran pocos los que negaban que el futuro del sector pasaba por la Inteligencia Artificial (IA), después dos años es más que evidente que avanzamos hacia una gestión centrada en el uso de nuevas tecnologías y herramientas relacionadas con la IA, que tendrá como consecuencia principal una mayor eficacia en la gestión de los recursos.

El desarrollo de la Inteligencia Artificial debe estar precedido de una digitalización completa”, señala Juli Climent, responsable de Inteligencia Artificial en ASHO, empresa líder en codificación sanitaria. El experto señala que estos procesos son “los ejes de las economías modernas” y apunta como ejemplos a seguir los modelos de Estados Unidos o China, las cuales "llevan muchos años integrando estas tecnologías".

En este ámbito encajan los planes para impulsar la digitalización del sector sanitario. Precisamente, según el estudio realizado por Morning Consult para IBM “Índice Global de Adopción de Inteligencia Artificial 2022”, el 48% de las empresas españolas tiene previsto invertir en Inteligencia Artificial este 2022.

El valor de la Inteligencia Artificial se ha visto incrementado por la aceleración de la transformación digital en las empresas y los retos que ha provocado la pandemia de la COVID-19. En este sentido, el sector sanitario no puede quedarse atrás”, asegura Ruth Cuscó, directora gerente de ASHO.

Los datos, el “nuevo petróleo”

Para Juli Climent, “en la 4ª Revolución Industrial que estamos viviendo, la materia prima y el nuevo combustible que permite nuevas formas de trabajar sin duda son los datos”. En concreto, en el sector sanitario se genera un gran volumen de datos que requieren una gestión ágil y eficiente.

De esta forma, el sector sanitario necesita herramientas que faciliten la extracción, gestión y análisis de estos datos para obtener información. Es aquí donde entran el 5G, el Cloud Computing, el Big Data o la Inteligencia Artificial.

En este sentido, Climent detalla que “el uso de la Inteligencia Artificial en el sector sanitario, o ‘Healthcare 4.0’ nos permitirá monitorizar datos para hacer un seguimiento de los patrones del pulso de un paciente para determinar cuándo deberá ir al médico si algo va mal, por ejemplo”.

ASHO ya está trabajando en soluciones para optimizar la gestión sanitaria y este año 2022, va a seguir focalizándose en el desarrollo de Inteligencia Artificial y nuevos productos para la optimización de la gestión sanitaria.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas o videos vistos). Puedes obtener más información y configurar sus preferencias.

Configurar cookies

Por favor, activa las que quieras aceptar y desactiva de las siguientes las que quieras rechazar. Puedes activar/desactivar todas a la vez clicando en Aceptar/Rechazar todas las cookies.

Aceptar/rechazar todas
Cookies Analíticas

Cookies que guardan información no personal para registrar información estadística sobre las visitas realizadas a la web.

Cookies de Marketing

Cookies necesarias para determinadas acciones de marketing, incluyendo visualización de vídeos provenientes de plataformas como Youtube, Vimeo, etc. y publicidad de terceros.

Cookies de Redes Sociales

Cookies relacionadas con mostrar información provenientes de redes sociales o para compartir contenidos de la web en redes sociales.