29 de enero, 2021 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

La ministra de Sanidad ha reafirmado el compromiso del Gobierno, en línea con la Unión Europea, de haber vacunado al menos al 70 % de la población adulta este verano y ha avanzado que, al menos, el 80 % de las personas mayores de 80 años y el 80 % de los profesionales sanitarios y sociosanitarios podrían estar vacunados en el mes de marzo.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha asegurado este viernes que “nadie que quiera en España se quedará sin vacunar, porque nuestro país, junto con el resto de países de la Unión Europea, ha hecho sus deberes en tiempo y en forma”. Lo ha hecho en la comparecencia en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, donde ha expuesto la acción del Gobierno frente al coronavirus y el análisis de la situación provocada por la pandemia en nuestro país.

La ministra Darias ha detallado que, durante el primer trimestre de 2021 se distribuirá un total de 4,59 millones de dosis de Pfizer-BioNTech y 1,04 millones de dosis de la vacuna de Moderna, de acuerdo a lo previsto. Sólo de la vacuna de Pfizer-BioNTech y de Moderna, en el mes de febrero nuestro país recibirá 2.291.370 dosis, “lo que nos permitirá continuar avanzando con firmeza en el proceso de vacunación”, ha hecho hincapié Carolina Darias.

Además, ha avanzado, está previsto que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) emita su valoración sobre una tercera vacuna, la de AstraZeneca y la Universidad de Oxford, que podría empezar a suministrarse en los próximos días, mientras que la vacuna de Janssen, del Grupo Johnson & Johnson, que en la actualidad se encuentra bajo el procedimiento de evaluación continua por parte de la EMA, podría ser valorada en marzo

Darias también ha explicado que, tras una consideración inicial en la ficha técnica de la vacuna Pfizer-BioNTech se contabilizarán 6 dosis por vial y que, por tanto, será 422.000 las dosis que el Gobierno de España entregará cada semana a las Comunidades Autónomas; dosis a las que cabe sumar otras 52.000 de Moderna, que serán entregadas el lunes a las Comunidades Autónomas peninsulares y el martes a Illes Balears, Canarias y las ciudades de Ceuta y Melilla.

En este punto, la ministra de Sanidad ha valorado el hecho de que las Comunidades Autónomas ya tengan conocimiento de las cantidades que de esta vacuna van a recibir en las próximas 5 semanas; “una cuestión que me parece relevante, para que puedan planificar y organizar sus planes de vacunación”.

200 millones de dosis para 90 millones de personas

Asimismo, ha recordado Darias, con el liderazgo de la Unión Europea se garantiza una cartera diversificada de vacunas de más de 2.000 millones de dosis basadas en diferentes tecnologías, de las que a España, le corresponderá aproximadamente el 10% de las dosis negociadas. Esto garantiza que nuestro país recibirá en torno a 200 millones de dosis para 90 millones de personas, un número de inmunizaciones mayor que la población que vive en España; algo que también hará posible que se destine parte a terceros países, como es el caso del Principado de Andorra.

Carolina Darias ha significado asimismo que España sea uno de los países colíderes de ACT-Accelerator, una iniciativa internacional que pretende hacer efectivo el acceso universal, equitativo y asequible a las herramientas de lucha contra la pandemia, incluido el desarrollo y distribución de las vacunas a través del mecanismo llamado COVAX-Facility. Del mismo modo, ha recordado que, desde comienzos de abril del año pasado, la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) ha estado explorando las capacidades productivas de las plantas españolas para contribuir en el proceso de la fabricación mundial de la vacuna. Hasta el momento, ha explicado Darias, ya se han firmado cuatro acuerdos para que fabricantes españoles formen parte del proceso de producción de distintas vacunas. Del mismo modo ha valorado el Plan de vigilancia de la seguridad de las vacunas frente a la COVID-19, que ha elaborado la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

El 80% de las personas mayores de 80 años y el 80% de los profesionales sanitarios y sociosanitarios podrían estarán vacunados en marzo

La ministra de Sanidad ha reafirmado el compromiso del Gobierno de haber vacunado al menos al 70 % de la población adulta este verano a través de la Estrategia de Vacunación iniciada el pasado 27 de diciembre, en línea con la Unión Europea.

Carolina Darias ha dado a conocer que, según los datos epidemiológicos preliminares, las vacunas estarían empezando a tener efecto en las personas mayores de 65 años que viven en residencias, “lo que constituye sin duda un hecho muy esperanzador para nuestro país y para la salud global”.

En este punto, ha pormenorizado que ya se han recibido y distribuido a las comunidades autónomas un total de 1.769.055 dosis, de las cuales 1.395.618 ya han sido administradas, (el 78,9%), siendo un total de 192.759 personas las que han recibido ambas dosis.

“Estos datos ponen de manifiesto que el proceso de vacunación en nuestro país avanza a buen ritmo y que la Estrategia acordada con las comunidades autónomas, un único plan, para todos y todas, funciona”, ha hecho hincapié la ministra, quien también ha confirmado que el próximo grupo que se vacunará - en el menor plazo de tiempo posible, en función de la disponibilidad de dosis de vacunas”-, será el de las personas mayores de 80 años.

La ministra de Sanidad ha valorado igualmente que la mayoría de las comunidades autónomas ya hayan completado la vacunación del primer grupo -profesionales y residentes de centros sociosanitarios-, y que se está completando la vacunación del segundo grupo -profesionales sociosanitarios de primera línea-.

“Esta evolución positiva nos confirma que estamos en el buen camino para alcanzar el objetivo marcado por la Unión Europea”, ha subrayado Darias, quien ha adelantado que, según el ritmo de la campaña de vacunación en España, en marzo de este año al menos el 80 % de las personas mayores de 80 años y el 80 % de los profesionales sanitarios y sociosanitarios deberían estar vacunados.

Del mismo modo, ha recordado que esta misma semana la Ponencia de Alertas del Consejo Interterritorial ha aprobado el protocolo de Integración de la Secuenciación Genómica en la Vigilancia del COVID, que pretende, en línea con las recomendaciones del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades establecer una red de laboratorios que desarrolle las capacidades de secuenciación para identificar y determinar la incidencia de las variantes genéticas del virus.

Una estrategia que incluye, de forma planificada, muestras representativas de todas las Comunidades Autónomas y, sobre todo, que forme parte del sistema de vigilancia del COVID-19. Esta red, ha confirmado Darias, establecerá al menos un laboratorio por Comunidad Autónoma con capacidad de realizar la secuenciación o que coordine el envío de muestras a un laboratorio con capacidad para ello, y estará coordinada por el Ministerio de Sanidad en colaboración con los Centros Nacionales de Microbiología y de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III.

Capacidad de diagnóstico

La ministra de Sanidad también ha expuesto que España ha incrementado su capacidad de diagnóstico frente al coronavirus COVID-19 desde la primera ola, pasando del 10 % al 70-80 % alcanzado a partir del verano del pasado año.

Tal y como ha apuntado Darias, las estimaciones que maneja el Ministerio de Sanidad ponen de manifiesto que, en el conjunto de la pandemia, se ha detectado alrededor del 50 % de los casos, “situándonos en la actualidad como uno de los países con mayor capacidad diagnóstica”.

En este sentido, la ministra de Sanidad ha detallado que, al finalizar el estado de alarma iniciado en marzo, en España se realizaban de 32.500 PCR al día, a finales de septiembre alrededor de 110.000 y hoy en día, según datos de la última semana, se realizan más de 228.000 pruebas diagnósticas al día -150.885 PCR y 77.315 test de antígenos-, por lo que el total de pruebas diagnósticas realizadas en este periodo es de 1.597.409.

En esta misma línea, la ministra de Sanidad ha explicado que el comportamiento de la epidemia en esta tercera ola es hasta ahora muy similar a la segunda ola y muy distinta de la primera en cuanto a las características clínicas de las personas afectadas.

Concretamente, ha continuado, en ésta, el virus está afectando a personas más jóvenes, con una mediana de edad en torno a los 40 años, alrededor de un 40% de casos asintomáticos y una letalidad que se sitúa por debajo del 2%, frente a casi el 13% de marzo.

Estamos empezando a doblar la curva

La ministra de Sanidad ha destacado que, según los indicadores actuales, aún estamos “dentro del escenario de riesgo extremo, pero estamos empezando a doblar la curva de la tercera ola”.

Carolina Darias ha hecho un llamamiento a la prudencia a la hora de hacer lecturas sobre los últimos datos y a no relajar las medidas de restricción y de autoprotección, ya que “nos quedan todavía por delante semanas duras”, a pesar del “horizonte de esperanza en el que nos encontramos” con la campaña de vacunación ya en marcha.

Al respecto ha detallado que, aunque el número de casos diarios por fecha de diagnóstico está descendiendo y que algunas Comunidades Autónomas se encuentran ya en fase de estabilización o descenso de la curva, también es cierto que la ocupación hospitalaria es muy alta. En concreto, ha especificado, casi una de cada 4 camas de hospitalización y más de un 40 % de camas de UCI se encuentran ocupadas por COVID-19 en nuestro país, con 8 Comunidades Autónomas tienen la mitad o más de las camas UCI ocupadas por pacientes afectados por coronavirus.

En este punto, ha valorado los planes de contingencia que las Comunidades Autónomas han ido preparando para que el Sistema Nacional de Salud sea capaz de absorber posibles incrementos de hospitalizaciones, aunque, ha insistido en mantener la tensión de las medidas preventivas aprobadas para proteger al SNS y con ello a todas las personas que requieren atención, tanto por COVID como por otras enfermedades.

“Todas y todos tenemos que ser conscientes de que la tercera ola se ha producido sin que la segunda ola hubiese completado su descenso, por lo que es esencial mantener las medidas que sabemos que funcionan el tiempo suficiente para doblegar la curva”, ha significado.

La cogobernanza conseguirá doblegar la tercera ola

La ministra de Sanidad ha destacado igualmente durante su comparecencia el valor de la cogobernanza en la lucha contra la pandemia provocada por el COVID-19, a través de la estrategia diseñada de común acuerdo con las Comunidades Autónomas en el seno del Consejo Interterritorial de Sistema Nacional de Salud (CISNS). “Ésta es la respuesta que corresponde a la configuración de nuestro Estado Autonómico”, ha subrayado.

La herramienta “central” de la cogobernanza, ha continuado Darias, “aporta un liderazgo compartido” en la lucha contra el COVID-19, que “ha conseguido doblegar las dos primeras olas de la pandemia y estamos seguros de que conseguirá doblegar la tercera”.

Una herramienta que, a través del CISNS, ha recordado la ministra de Sanidad, ha articulado una Estrategia Estatal contra la pandemia, conformada por el Real Decreto Ley de Nueva Normalidad, el Plan de Respuesta Temprana, el Plan de Actuaciones de Respuesta Coordinada, y el Real Decreto que declara el estado de alarma, que entró en vigor el pasado 25 de octubre y que fue prorrogado por el Pleno del Congreso de los Diputados hasta el 9 de mayo.

Con este marco jurídico, ha reiterado Darias, las Comunidades y Ciudades Autónomas han dispuesto de capacidad para establecer, entre otras, limitaciones  perimetrales dentro de su territorio, de circulación nocturna y de contacto social, a excepción de grupos de convivencia y las que viven solas, tanto en espacios públicos como privados. Además, 13 comunidades autónomas han limitado la entrada y salida de todo su territorio.   

En la misma línea, ha valorado la adopción por parte del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de hasta seis conjuntos de acciones coordinadas en materia de salud pública, entre ellas las correspondientes a las pasadas fiestas navideñas.

En este punto ha puesto de relieve la fortaleza del Sistema Nacional de Salud, de sus capacidades y potencialidades, especialmente de sus profesionales sanitarios y la red asistencial.

No obstante, ha puntualizado Darias, la crisis provocada por el coronavirus también ha expuesto los retos y las dificultades a los que se enfrenta el SNS a la hora de abordar situaciones que requieren anticipación, respuesta rápida y coordinación en cada territorio y con el resto del país.

Por ello, ha continuado, es necesario el refuerzo de las capacidades del Sistema Nacional de Salud en ámbitos claves para responder a las necesidades del presente y del futuro “y, así, asegurar que todas las personas tengan las máximas oportunidades de desarrollar y preservar su salud”, al tiempo que dispongan de un sistema sanitario “público, universal y excelente, sólidamente cohesionado, proactivo, innovador inteligente y con perspectiva de género que cuide y promocione su salud a lo largo de toda la vida, en todas sus esferas”; cuestiones ha adelantado éstas que, junto a los objetivos de legislatura, expondrá próximamente en una nueva comparecencia ante la Comisión de Sanidad del Congreso, solicitada a petición propia.

Palabras de recuerdo para todas las víctimas del COVID-19

Durante la comparecencia en la Comisión de Sanidad, que ha comenzado con un minuto de silencio en recuerdo a todas las víctimas del COVID-19, la ministra de Sanidad ha tenido palabras de recuerdo para todas las personas que han fallecido a causa del coronavirus y ha trasladado a sus familiares y personas cercanas “todo nuestro afecto y apoyo”, en nombre del Gobierno.

Asimismo ha trasladado un mensaje de ánimo a todas las personas afectadas por la enfermedad en estos momentos, y a quienes se están recuperando de sus efectos, a quienes ha deseado una pronta recuperación.

Igualmente, ha agradecido “a todos y cada uno de los consejeros y consejeras de Sanidad” de las Comunidades y Ciudades Autónomas su “trabajo y firmeza” en los momentos más difíciles en los que ha sido necesario tomar medidas “muy duras que alteran la vida de las personas o las actividades económicas y sociales”.

Darias ha subrayado igualmente el trabajo desarrollado por el personal sanitario “sea cual sea su lugar de trabajo y su responsabilidad, su compromiso firme y su entrega diaria” para atender a las personas contagiadas, así como su contribución para que las medidas de protección se incorporen a la vida diaria de la ciudadanía.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus