Publicidad Publicidad

Noticias y actualidad sobre el sector de la geriatría

IMQ Igurco Orue, primera residencia de Euskadi certificada en seguridad del paciente

29 de noviembre, 2018 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

La certificación se traduce en mejoras en la gestión de la medicación, prevención y gestión de infecciones, caídas y úlceras por presión; así como protocolos de reanimación cardiopulmonar, nuevos sistemas de identificación de pacientes, nutrición, y formación de residentes, familiares y acompañantes.

La residencia sociosanitaria vizcaína IMQ Igurco Orue, ubicada en Amorebieta-Etxano, se ha convertido en el primer centro de atención a personas mayores en Euskadi que logra la certificación de un sistema de gestión de riesgos para la seguridad del paciente, que recientemente ha reconocido Aenor. Con una experiencia de más de 17 años atendiendo a personas mayores y tras dos años de trabajo, el centro sociosanitario vasco ha sido certificado conforme con la Norma UNE 179003.

El centro dispone actualmente de un Mapa de Riesgos Clínicos, que integra diferentes dimensiones, todas ellas, recogidas en protocolos y procedimientos clínicos normalizados, y asociados a objetivos e indicadores que se controlan y miden periódicamente a través de un Cuadro de Mando Asistencial. La nueva certificación de IMQ Igurco Orue se une a la que disponen las residencias y centros de día de IMQ Igurco, en gestión y mejora de la calidad (ISO 9001), desde hace casi una década.

Mejoras asistenciales

Tal y como señala Isabel Urrutia, responsable de Calidad y Seguridad del Paciente de Grupo IMQ, “la certificación se traduce, entre otros muchos aspectos, en mejoras en la gestión de la medicación; prevención, tratamiento y control de infecciones, caídas y úlceras por presión; extensión de los protocolos de reanimación cardiopulmonar y uso de desfibriladores; implantación de un nuevo sistema de identificación de pacientes; vigilancia de la nutrición de los residentes y formación activa de residentes, familiares y acompañantes”. De manera detallada, estas mejoras en la seguridad clínica son:

Reanimación Cardiopulmonar. Se ha definido un nuevo protocolo con un algoritmo de actuación. Además, se ha formado a un equipo de intervención en reanimación cardiopulmonar, a efectos de facilitar el desplazamiento con el material, medicación y desfibrilador. IMQ Igurco Orue cuenta con las mismas mochilas de intervención asistencial de urgencia que las disponibles en el estadio de San Mamés.

Gestión segura de la medicación. Se han realizado mejoras en la gestión del circuito de preparación y dispensación de la medicación, desde la identificación unívoca del paciente, a la utilización de cajetines de medicación, gestión de estupefacientes, minimización de almacenes, sistemática de revisión y control de la caducidad, etc.

Prevención y control de infecciones. Se han llevado a cabo diferentes iniciativas asociadas al lavado de manos (es la medida más sencilla y efectiva para evitar infecciones). Así, se han colocado soluciones hidroalcohólicas en todas las habitaciones de los residentes, además de en las zonas comunes y controles de enfermería. También se han desarrollado diferentes protocolos para la prevención y tratamiento de infecciones por Staphylococcus aureus resistente a la meticilina.

Prevención de accidentes y caídas. Para evitar accidentes y caídas se ha revisado y actualizado el protocolo existente, desde una adecuada valoración del riesgo, prevención activa y pasiva de las caídas, así como el protocolo de actuación cuando ocurre una caída. También se ha procedido a elaborar una Guía Informativa para evitar accidentes y caídas, tanto en el ingreso como posteriormente en el domicilio y la residencia, que se entrega a todo residente en su ingreso.

Prevención y cuidados de las úlceras por presión. Se ha creado un grupo de trabajo entre las enfermeras con el objetivo de revisar el protocolo de tratamiento de estas úlceras. Se ha implementado un plan de formación continuada sobre tratamientos y medidas preventivas. Además, se mantiene una actualización permanente de todos los dispositivos necesarios no solo para el tratamiento sino para la prevención de las úlceras por presión, como colchones antiescaras, etc.

Formación y educación al residente, familiar y acompañante. De manera constante, los profesionales de IMQ Igurco Orue informan a los familiares sobre el estado de salud del residente. Asimismo, desde la residencia se emiten recomendaciones médicas específicas en épocas de gripe, olas de calor, alergias primaverales, etcétera, así como formación general sobre prevención de infecciones.

Nuevo proceso de Identificación de pacientes. Se ha procedido a desplegar un sistema de pulseras identificativas para el colectivo de pacientes de las unidades de recuperación funcional y de los pacientes con riesgo alto de fuga.

Nutrición. Se han revisado de manera exhaustiva todas las variables que afectan al estado nutricional de los residentes, con el fin de asegurar la ingesta de los nutrientes necesarios y en su forma más adecuada, reduciendo el riesgo de disfagia, así como evitando estados de malnutrición, desnutrición o deshidratación.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas