Empresas Premium

24 de noviembre, 2021 Cátering comentarios Bookmark and Share
< Volver

Un artículo de Susana Otero, investigadora líder de Ingeniería en Aimplas.

La cocina o restauración hospitalaria tiene un objetivo claro: conseguir que el paciente se recupere antes y mejor de su enfermedad. Para que los platos elaborados lleguen calientes y apetecibles Aimplas está desarrollando una bandeja calefactable que permita calentar o mantener caliente la comida del paciente en su habitación.

La medicina más importante para un paciente es la correcta alimentación. Sin embargo, un hándicap al que se enfrentan quienes tienen que dar de comer a personas enfermas es precisamente la falta de apetito que habitualmente sufren a causa de la enfermedad, pero para que se restablezcan y recuperen la salud cuanto antes, resulta fundamental que éstos sigan una buena alimentación.

Para ello, el servicio de cocina hospitalaria se preocupa por elaborar un menú equilibrado y a medida de las necesidades del placiente que abarca desde la adquisición de los suministros hasta la elaboración de los menús, pasando por el control de las dietas y la medición de las cantidades, el servicio de los alimentos en un plazo de tiempo correcto, la calidad de los platos y su aspecto y que estos conserven su temperatura ideal hasta el momento de ser consumidos, ya que estas últimas cuestiones van a conseguir que los alimentos resulten más apetecibles.

Sin embargo, desde que se emplata el alimento elaborado o se regenera, hasta que se distribuye entre los pacientes, aquellos que reciben la bandeja en último lugar, suele recibir los alimentos templados o ya fríos, lo que resulta menos apetecibles. O también puede ocurrir que el paciente, durante el horario de comida, se haya ausentado de su habitación debido a pruebas médicas, por lo que cuando regrese la comida ya está fría. La mayoría de las alternativas están basadas en mantener la comida caliente en el carrito durante su distribución o tratar de acortar el tiempo de servicio manteniendo el alimento caliente recién cocinado en bandejas isotérmicas, pero resulta insuficiente. Por todo ello, es necesario encontrar una solución que permita regenerar o mantener los alimentos in situ, en la misma habitación del paciente, pero a un coste bajo, que no requiera invertir en un microondas para cada habitación.

Como respuesta a esta necesidad, Aimplas, Instituto Tecnológico del Plástico, está trabajando en el desarrollo de una bandeja que permita calentar y/o mantener calientes los alimentos cocinados en entornos hospitalarios y residencias para que la comida sea más apetecible para el paciente. El presente desarrollo parte de una patente previa de envases calefactables vía USB, que permiten calentar la comida en cualquier lugar con tan solo 5 voltios mediante un dispositivo externo como un portátil o un power bank. La base de la tecnología se centra en el desarrollo de una resistencia impresa optimizada para un consumo energético eficiente capaz de llegar a 80º en tan solo 2 minutos y que se integra en la estructura del material de la bandeja (ABS y PP), de manera que permanece totalmente estanca y permite su uso como cualquier bandeja de catering hospitalario, soportando los ciclos de lavado y condiciones de uso convencional. El objetivo final es que la bandeja se pueda conectar en la habitación del paciente y poder calentar o mantener calientes los alimentos elaborados.

El Proyecto D-CALENT ha sido financiado bajo el marco del Programa de Proyectos Estratégicos en Cooperación, con la cofinanciación de los fondos FEDER de la UE, dentro del Programa Operativo FEDER de la Comunitat Valenciana 2014-2020, convocadas por la Resolución de 14 de enero de 2021, del vicepresidente ejecutivo de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI), y dirigidas al fortalecimiento y desarrollo del Sistema Valenciano de Innovación para la mejora del modelo productivo para los ejercicios 2021 a 2023.




Publicidad
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus