24 de octubre, 2016 Novedades comentarios Bookmark and Share
< Volver

Los problemas de movilidad asociados con la edad dificultan los desplazamientos y la autonomía de las personas mayores, incluso en su propio hogar.

Uno de los principales obstáculos que deben superar diariamente las personas de avanzada edad es el subir y bajar libremente por las escaleras de su casa, ya sea dentro la misma o para acceder a ella desde la calle. Los escalones se convierten en barreras inaccesibles y en un verdadero aliado de las caídas.

En este sentido, con la intención de minimizar el riesgo de caídas, mejorar la autonomía de las personas mayores y garantizar la máxima seguridad de los usuarios (sin necesidad de ayuda de terceros), una de las soluciones salvaescaleras más solicitadas por las personas de la tercera edad son las sillas subeescaleras.

Válida sin barreras dispone de la gama más amplia de sillas salvaescaleras del mercado, especialmente diseñadas para solucionar todo tipo de tramos de escalera, rectos, curvos o en espiral. Las sillas subeescaleras son a día de hoy la opción perfecta para las personas mayores y con movilidad reducida al resolver fácilmente el problema de la autonomía en el hogar. Además, las sillas salvaescaleras son de muy fácil instalación y no requieren obras.

No obstante, una de las preguntas más frecuentes que se hacen las personas mayores y sus respectivos familiares es si estas sillas salvaescaleras ocuparán demasiado espacio en medio de la escalera e impedirán el paso de las demás personas. En este aspecto, las sillas subeescaleras son poco intrusivas y están diseñadas para ocupar el mínimo espacio en el hogar, pues son plegables. Además, todas las sillas salvaescaleras de Válida sin barreras disponen de una amplia gama de diseños y acabados para que se integren con el entorno a la perfección.

Entre todas las sillas salvaescaleras del mercado merece la pena destacar la silla elevadora Unum, pues funciona con un sistema de un único raíl que aporta una mayor estética y una perfecta adaptación en el entorno. Opcionalmente, su guía se puede plegar, evitando así la intrusión en el rellano inferior cuando la silla no se utiliza.

La silla salvaescaleras Unum se adapta a todo tipo de ambientes y se puede montar a ambos lados de la escalera. Así mismo, funciona mediante baterías que se recargan automáticamente en cada parada. La silla subeescaleras Unum es discreta, silenciosa, funcional, y sobretodo segura, además de ofrecer un bajo consumo eléctrico.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus